jueves, 10 de abril de 2008

Las instituciones del Interior

La esencia del actor es su apariencia:
¿Intercambio o inversión?
A mi papel (yo)
lo interpreto excéntricamente
(soy de la escuela soviética).

De nada sirven estos decorados,
detalles clandestinos
que la mazorca interna
no sabe interpretar
(el Interior es adentro
es la interioridá,

venga o no desde afuera
vaya o no hacia afuera)

¡Inexperimentados, las músicas no
se degüellan! (ni a sí mismas).

Conjeturo un poema melancólico
porvenir.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi papel lo interpreto
Mi papel lo interpreto

excentricamente
excéntricamente

el interior es adentro es la interioridad
¿? Obvio tal como: el exterior es afuera es la exterioridad

mísmas (con tilde)
mismas (sin tilde)

porvenir
por venir

J.A.

Historia de los Días dijo...

tomar la vida con un poco de excentricidad, sana filosofía, salute

Anónimo dijo...

Pablo:

Dado que mis aportes no son tenidos en cuenta por ti, dejaré de hacerlos para no molestarte más.

Por mi parte, leer, por ejemplo, "encegecerme" en lugar de "enceguecerme" o "dicernir" en lugar de "discernir" me produce un efecto similar al que me causa en el oído la desafinación de un músico. Fallas como esas no entran en mi concepción de la licencia poética. Creía que con mis comentarios podía ayudarte a pulir esas cosas que, en mi opinión, afean, ocultan y deterioran los hallazgos creativos de tus poemas, pero, desde luego, tienes todo el derecho de aferrarte a tus convicciones estéticas.

Es una lástima, porque tienes fibra y yo estaba gestando planes para tus trabajos.

Te deseo mucha suerte.

J.A.

Lulú dijo...

Completamente de acuerdo con Jorge Amado
no es interioridá papá, es interioridat! dd

Anónimo dijo...

señor j.a: por lo que ví, pablo si cambió muchas de las cosas que usted le marcó.
por otro lado, no me parece bien su anonimato, y tampoco me convencen sus iniciales.
me parece de mal gusto la aclaración de la anulación de la gestación de los planes.
si usted le ve fibra, a pesar de lo q usted marca como errores, es q esos errores no son TAN pesados. ahora, si realmente a usted le molestan tanto, podría retirarse sin dejar clavada la duda de su persona y de sus planes.
es mi opinión, y se la marco respetuosamente.
por favor, no me corrija a mi también, porque esto no es una poesía, y tampoco me importa mucho.
atentamente
firulais petronardi.

Anónimo dijo...

Pablo:

Creo que es una absoluta desconsideración utilizar el espacio de tu sitio, tal como lo hace Firulais, para publicar comentarios que no se refieren a ti o a tu obra. Dado que ha incurrido en esa falta con el fin de denostar injustamente mi último mensaje, me veo empujado a la situación de cometerla a mi vez, aunque lo haré en esta única ocasión.

En primer lugar, y parafraseando a Firulais, no me parece bien su anonimato, y tampoco me convencen sus apelativos “firulais petronardi”. Es evidente que Firulais no ha leído los comentarios de las entradas anteriores, en los que vería que vengo comunicándome contigo desde hace tiempo y que tú, que eres mi exclusivo destinatario, no has cuestionado mi incógnito. Pero lo más importante es que el anonimato resulta despreciable cuando se apela a él para emitir mensajes insultantes, injuriosos, amenazantes o críticos, tal como lo hace Firulais. Por mi parte, nunca he publicado aquí un comentario de tal carácter y, si Firulais visita las anteriores entradas, podrá conocer mis enfáticos conceptos elogiosos respecto de tu obra, tu estilo y tu creatividad.

No puedo cuestionar la imputación de “mal gusto” que me realiza Firulais, ya que respeto su libertad de formularla, aunque, según se dice, “sobre gustos no hay nada escrito” (si bien, en mi opinión, sobre gustos es sobre lo que más se ha escrito siempre). Lo que sí puedo cuestionar es el hecho mismo de consignar tal opinión, pues no es constructiva y resulta improcedente y fuera de lugar.

Respecto a la invitación a retirarme y a la manera en que debo hacerlo, Firulais asume la arrogante actitud de quien cree estar en condiciones de pontificar sobre decisiones o comportamientos ajenos, sin conocer los antecedentes de la situación, la relación entre las partes y el propósito que inspira la conducta que critica.

Finalmente, la solicitud para que no realice comentarios correctivos suena como una desagradable e indebida censura anticipada, impresión solamente atenuada por tratarse de un ruego, y no de una imposición. Sin embargo, al invocar para ello que el mensaje no es una poesía, Firulais demuestra no advertir que mis comentarios se refieren al idioma como medio de expresión y comunicación, cualquiera sea el género literario involucrado. En este caso, debo consignar que Firulais escribe con respetable propiedad, pero no puedo dejar de hacer el aporte de señalar que “vi”, por ser monosílabo no expuesto a anfibología, no debe llevar tilde, mientras que “sí”, cuando se lo usa como adverbio de afirmación, como en este caso, o bien cuando se lo emplea como pronombre, debe llevar tilde, pues, a pesar de ser monosílabo, es necesario distinguirlo de la conjunción “si” y del nombre de la séptima nota de la escala musical.

Gracias, Pablo. Te reitero mis disculpas por una intromisión que, en lo que a mí respecta, no se repetirá.

J.A.

Publicar un comentario