miércoles, 1 de abril de 2009

Algunos días son diamantes

Las ropas cuelgan los barcos
difuminados de andar.
Pieles domadas, amotinadas.

Los giros nos identifican
(nos suponen); ¡No podremos
pasar desapercibidos!

Una mujer espera en
una sombrilla
a mi luz y se peina, insistente,
como si no importara para mí.

Mis ojos de techo azul
repasan cómo toca todo lo que toco,
como una ley que ejerce una
y
otra vez.

Una frase repito de aquí para allá,
como si fuera una cosa,
como si fueras una cosa
que importara.

Somos territoriales.

Juntos,
Porque somos algo.

3 comentarios:

Ari. dijo...

Hola dilu. soy ari, la prima de sol. Que lindo lo que escribis! =)
un beso.

Desperdicia dijo...

esto es como un "just di luozzo"

está genial dilu, genial y me quedo corta
saludos

Anónimo dijo...

Me encanta. Bien sensillo y desde el corazon.

Publicar un comentario