miércoles, 10 de octubre de 2007

La Pasion de Juana de Arco

"...c'est vous qui êtes envoyes par le diabble pour me faire souffrir..."


-Si Dios existe, le ruego que nunca se manifieste.

Juana es travesti; El Señor se lo ordena.
El Juez es el Hombre de Piedra.
Ella, martirizada, llora.
Artaud es hermoso, ay sus pómulos!
lo cotidiano se burla de ellos.
ni monigotes ni físicos ni metafísicos.
Juana es tragedia y farsa.
Sus ojos son coronas de espinas de lata.

Un cura apuesto,
tan dulce como dios,
se te acerca y
mientras seca tus lagrimas
dice: "dans la chambre de torture".

Ahora los jueces te miran, Juana.
Tus párpados son solo terror.
¿Cómo distinguir un ángel bueno de uno malo?
(No osciles, Juana, nada importa ya. Es demasiado tarde. Solo le pido a Dios que el diablo cumpla su palabra,
es Aquí y Ahora).

Todos te abandonan, Juana.
Pero alguna vez te quisieron.

Piensa: "Sin embargo, donde yo no entro,
ellos entran de a tres
",
tensa su cuello hasta el paroxismo.

Yo soy Juana. Observo la mano escribir.
Cifran mi muerte. Artaud
aprende a leer a mi lado.
La frialdad se mueve.
Yo me paralizo,
Aquí,
Ahora.



Juana, no te vayas a quedar SOLA!
...oui, seule...
Dios mira de arriba,
es de madera y está prohibido.

El ascenso al mundo
sensual
es observado por todos.
Con cadenas, ruedas, antorchas, ganchos
y cuchillas escribo mis memorias.
La nada gime en mi espalda.
El frío es sexo y es muerte.
¡Señores! ¡No hay moral en la tortura,
solo hay poesía!



Me ahogo.
Mientras todo pasa pero no pasa.
Entre los gritos, me siento cansada.
Pero se que el camino nunca es de regreso.

Ella desfallece. Tiran su aura como un freesbee.
Artaud no es Artaud. Todo es trágico para todos.
Solo Juana es prudente,
Juana la travesti.

Por las noches, las tormentas.
Fiebre.
"Cuidado, señor guardia.
Ella es astuta. Podría matarse
".
Podría violarte, el muy puto de Juana,
que no es nada de nadie.

Porque, todos te escupen, Juana!
¿Donde vas a ir?
Si siempre estuviste encadenada.
Ahora, gracias a la técnica y a la
División      Social       del            Trabajo
podemos
                 torturarte            mas,
                                 PUTA!

Te quitan la sangre, mamá Juana!
tan indefensa,
vos y dios,
ellos y los sacramentos,
nosotros y las imágenes.

Te pido perdón, Juana!
Amor mío, Vida mía, Hermano mío.
"¡Te pido perdón, Dios!".

Te miro dormir, Juana,
y sos tan hermosa.
Eso comentamos nosotros,
los del negro y apagado corazón.
Entendemos, Juana, que no tengas
nada para decirnos;
solo esperamos la desilusión.

"je crains d'être en grand
         danger de mort",
y la amé para siempre.
A ella, Juana, mi brebis egarée.


- Artaud está cerca mío. yo lloro y él me mira.
"me hubiese gustado hacerme el amor", dice Juana.

Pero solo hay fuego en el Sacramento.
Su lenguaje es el Anticristo.
Ella,
llora y larga putrefacciones,
como amor y compasión.


et vous
no estas
ni aquí                                                                                 ni allá.
...allez advertir le bourreau!


Las sombras en las piedras
                                        y las columnas
                                                         vacías
son premonitorias:
                                                          los Idos de marzo have cum
   como el trigo.

2 comentarios:

tomás dijo...

De lo mejor que leí aquí. Te felicito.

Doctor dijo...

Curioso post, asombrado me he quedado... :)

Un saludo

Doctor, Crítico de Blogs

Publicar un comentario