jueves, 5 de diciembre de 2013

Hilos sin agujas

Camino junto al río, Paloma,
porque me gusta caminar
por muchos sitios
a la vez.

Sendereo, Alan,
junto a una
infinita fuente de
Beatitud que desforma
lo usual en único
con solo luz, flora y
fauna.

Desfilo, Enri,
junto a una
fábrica de vida auto-
sustentable, de nutrientes
que alimentan plantas
que alimentan peces
que alimentan predadores
que mueren y devienen
nutrientes que alimentan
plantas que
alimentan mi
ojo.

Peregrino, Martín,
por un Rin que
solamente
es una fuente de Energía,
recurso que alimenta
los electrodomésticos
que alimentan el
Genocidio Mundial
de las Clases y
las clasificaciones.

Marcho, Buenaventura,
mientras mancho mis ropas
de sangre y de vergüenza
por no haber nacido
en el momento justo
para morir
en el momento
Preciso.
Por no haber podido defender
un Río que fue más que personas,
una imagen, de las últimas,
de la Libertad.
Se fue, como el agua,
como se va la vida
de los niños
y de los demás.
Como se van las Palabras.

3 comentarios:

Publicar un comentario