miércoles, 5 de mayo de 2010

Asno y puercoespín

Tu boca de puercoespín
me besa cuando dice que me besa.
Espera más del tiempo estipulado
los gritos del asno
que es un dios.

Calles tan pequeñas que no son calles
y hombres tan pequeños que no son hombres
bajo la luz naranja
de mi tierra - de su tierra -
ajena.

Te escriben a la fuerza
la luna llena y
su comida propia.
Pero siempre rombos y cosas
por la guita.

Encantado, espero que
lleguemos.
Encantado, espero que
lo último no sea un grito.

Shukran.

1 comentario:

Juan dijo...

Te escriben a la fuerza
la luna llena y
su comida propia.
Pero siempre rombos y cosas
por la guita.

Publicar un comentario