viernes, 18 de julio de 2008

Moléculas en común

Me voy a una playa
por los milenios:
un guerrero, cientos de oprimidos, una
mujer hermosa, un elefante víctima de las
costumbres, escrituras irrelevantes,
músculos de trabajadores y todo
lo
demás
en moléculas en común.

El pasado estancado, olvidándose,
olvidándose,
que desgarra el agua mezclada
con uno y los pies.

Mis zapatos se acuerdan
más de mí
que yo.

Camino descalzo, aunque en las uñas, los milenios,
invaden el temperamento como
una espera.

Sos un talle perfecto;
¡Sos mi talle perfecto!

Los cangrejos en las piedras
(la arena por venir)
olvidándose la forma animada
(las formas de sal,
                                  degolladas).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué bueno que escribiste esto! Mis intenciones de aplaudir a cada átomo, a cada planta o cada milagrosa proteína eran demasiado ridículas. Hacía falta una poesía. Gracias por publicarla!
Besos!

ani

Lulú dijo...

¿que hacés pablín?

Publicar un comentario